INICIOPROPUESTASCURSOSNOTAS    

 

EDEMA PULMONAR DE INMERSIÓN

 

Una patología del buceo poco conocida…

Por Dr. Gustavo Federico García

Medico Cirujano

Especialista en Terapia Intensiva

Rescue ACUC Diver

 

 

Hay un pequeño número de buceadores que refirieron haber sufrido falta de aire (disnea) y tos profusa con una expectoración fluida rosada. A primera vista esto se encuadraría en una de las patologías del buceo ocasionadas por cambios de presión (BAROTRAUMA). Sin embargo esto no es así, ya que estos síntomas se pueden presentar aun cuando el buceador no se encuentra en profundidad, y en algunos casos a pocos minutos de haber iniciado la inmersión. A este cuadro poco conocido se lo llama EDEMA PULMONAR DE INMERSION EPI).

 

La primera descripción de este cuadro fue en 1990, ocurriendo todos en agua fría y en pacientes mayores de 50 años. Debido a estas circunstancias se lo atribuyo a la manifestación de patologías cardiacas preexistentes que se presentaban en buceadores noveles en este ambiente estresante. Esta explicación perdió toda lógica cuando este mismo cuadro apareció en poblaciones más jóvenes, sin antecedentes patológicos y en aguas mas calidas. El común denominador en estos pacientes era la presencia de líquido en los espacios alveolares: edema agudo de pulmón (EAP) y la disminución de la ppO2 en sangre arterial (hipoxemia).

 

Para aclarar un poco este cuadro daré algunas nociones básicas de fisiopatología: el EAP ocurre cuando hay líquido en los espacios alveolares del pulmón, generalmente por una incapacidad del ventrículo izquierdo de bombear la sangre que le llega desde el pulmón. Esto produce un aumento de la presión hidrostática en el capilar pulmonar con la consecuente exudación de líquido hacia el espacio alveolar. Esto es lo que ocurre en el caso de la insuficiencia cardiaca.

 

Ocurre en forma aguda poniendo en riesgo la vida debido a que hay un rápido pasaje de líquido al pulmón. La insuficiencia cardiaca tiene diferentes causas como isquemia (insuficiente aporte de O2 al músculo cardiaco por insuficiencia coronaria), por trastornos valvulares: estenosis mitral; también hay causas extracardiacas de EAP, o sea que el corazón no se encuentra previamente enfermo.

 

 

Si bien esta muy estudiado la ocurrencia del EAP, aun no esta claro el porque del EPI. Parecería ser mas frecuente en aguas frías, aunque también ocurren aguas templadas/calidas.

 

           Se sabe que durante la inmersión la sangre se redistribuye de las extremidades al tronco, en aguas frias esta redistribución seria mas marcada por la vasoconstricción lo cual aumentaría la resistencia al flujo de la sangre en pequeñas arterias.

                                           

          Factores predisponentes adicionales para EPI son esfuerzo físico y respiración con presión negativa, esta última puede estar aumentada en el caso de un regulador en malas condiciones, mal ajustado con una alta resistencia respiratoria.

 

          Hasta se ha especulado que un traje de neoprene muy apretado podría ser un factor adicional y se ha considerado que la sobre hidratación prebuceo tendría importancia.

 

         Los buceadores que han padecido este cuadro tienen la sensación de no estar recibiendo suficiente aire durante la inmersión, a veces a los pocos minutos de haberla iniciado.

 

        Erróneamente se ha considerado al EPI como parte del compromiso cardiorrespiratorio de la enfermedad descompresiva (ED). Sin embargo esto se descarta fácilmente ya que los síntomas típicamente aparecen antes del ascenso y frecuentemente ocurren a una combinación de profundidad/tiempo en que la ED no es probable.

 

        No hay dolor de pecho y el buzo puede manifestar confusión o presentar perdida del conocimiento. Tambien se ha notado que hay buceadores que no han tenido inconvenientes durante años y presentan EPI.

 

         El EPI tambien puede confundirse con otro cuadro conocido como Síndrome de Aspiración de Agua Salada. Vale destacar que el EPI no solo afecta a buceadores sino que tambien se han reportado casos en buzos que practican apnea y nadadores de resistencia

 

         Un estudio recientemente reviso 60 casos evaluando las diferentes variables: edad, antecedentes médicos, actividad, presentación, evolución, tipo de agua (dulce/salada), profundidad y temperatura del agua.

 

El análisis posterior revelo que los individuos mas afectados eran sanos (sin patologías previas). Pero se acepto tambien que quizás en un estudio mas completo podría surgir que los individuos mas en riesgo sean los de mayor edad.

 

          Reflejando el relativamente bajo numero de casos es el hecho de que la Divers Alert Network  (DAN) recibió solo12 casos en el 2005, y en el 2006 16 casos de EPI aunque es probable que hayan ocurrido mas casos que no fueron reportados por falta de diagnostico o reportados como otro cuadro (mal diagnosticados).

 

          Las fuerzas armadas de los EEUU reportan un numero ligeramente mayor de casos lo que indica que el EPI es un cuadro que afecta individuos sanos. Así en el Centro Medico Naval en San Diego, EEUU, se ven más de 20 casos por año asociados a nado en superficie. Esto es mas frecuente durante el intenso entrenamiento de los nadadores de combate de las Fuerzas Especiales y en que la mayoría de los pacientes son menores de 30 años.

                                     

            El EPI es una emergencia médica, de la que si bien se han reportado casos fatales, la mayoría tiene buena evolución.

 

          También hay desconcierto respecto a que una vez que se presenta, que probabilidades hay de que el cuadro se repita; así algunos médicos consideran que el antecedente de haber padecido EPI es una contraindicación para seguir practicando buceo debiendo abandonar su practica, mientras que otros no.

 

          Sin embargo la mayoría de las autoridades medicas, incluyendo el DAN recomiendan que el buceador consulte con un médico que tenga conocimiento de esta patología.

 

         Durante el buceo un caso leve de EPI puede tener mala evolución, por ejemplo un episodio de disnea en profundidad puede provocar un ascenso apresurado con la posibilidad de barotrauma o ED. Una vez en superficie el retirarse el regulador en un intento de “respirar mejor” hace que pueda sufrir el Síndrome de Aspiración de Agua Salada.

 

          Así la primera acción frente a un paciente con EPI es sacarlo del agua inmediatamente, luego mantenerlo en posición semisentado administrando O2 al 100%, mientras que se inicia el traslado a un centro hospitalario.

 

          A la vez que es importante saber que hacer cuando se presenta, también lo es saber tomar medidas tendientes  a prevenir su aparición: un regulador en mal estado con el cual “cuesta respirar” aumenta significativamente lo que seria uno de los mayores factores predisponentes: respirar con presión negativa. Por esto el mantenimiento del regulador y su service anual son muy importantes. Hay alguna evidencia de que la hipertensión arterial puede ser un factor predisponerte para el EPI por lo que un adecuado control medico es muy importante para detectar patologías y tratarlas.

 

          Otro punto es que el exceso en la ingesta de líquidos podría favorecer la aparición de EPI. Hay instancias documentadas de personal militar quienes padecieron EPI luego del consumo de grandes cantidades de líquido previo a nados de larga distancia.

 

          Finalmente, durante cualquier buceo si tiene algún episodio d disnea o tos productiva, suspenda inmediatamente la inmersión. Si losa síntomas persisten en superficie respire O2 al 100% y consulte a un medico.

 

          Como en cualquier patología relacionada con el buceo no hay que minimizar ningún síntoma. Recordar que el EPI no discrimina entre jóvenes o viejos, ni entre sanos o aquellos con patologías previas.